martes, 19 de julio de 2011

Risotto de quínoa y remolacha con flores de coliflor + Dip de remolachas



Hoy incorporamos uno de mis granos favoritos. La quínoa o como se le suele decir el “super cereal”, aunque botánicamente no sea un cereal, es  de origen peruano, antiguamente consumido por los Incas como su alimento base al cual llamaban “grano madre”.   Una de las razones por las que me encanta comer quínoa es porque me remonta a un viaje que hice a Perú con mi hermano Chris, prima Piti y amigos hace un tiempo ya.  Fue toda una osadía desde Salta hasta Machu Pichu, pero ahí justo antes de subir al camino del Inca nos quedamos varios días en Cusco, esperando el pase.  Donde todas las mañanas desayunaba dos barritas de quínoa inflada y miel que vendían en la calle, tan simples como eso y sin saber que era, sorprendida de no tener hambre hasta el medio día y con mucha energía.  Allá con la quínoa hacían de todo, en una de sus aplicaciones más raras o al menos diferentes a lo que acostumbramos acá, fue un jugo caliente de manzanas, canela y quínoa.  Íbamos una madrugada oscura y fría por la calle y vimos una señora con un carrito y una cacerola de la cual salía mucho humo, la gente se aglomeraba a su alrededor y salían bebiendo algo de unas bolsitas con un nudo y una pajita.  Esto debe ser bueno pensamos, asique compramos uno.  Recuerdo probarlo con asco y sorprenderme de lo rico que era!
 La quínoa es para la MTC de naturaleza caliente y dulce haciéndolo uno de los mejores alimentos para el invierno.  Tonifica la energía “Yang” del Riñón, esta sería la energía esencial que genera calor en el cuerpo.  Contiene más calcio que la leche siendo además alta en hierro, fosforo, vitamina B y E.  Es un grano excelente para quien está acostumbrado a una dieta rica en carnes o está en el  proceso de transición por su alto contenido en nutrientes.

Quinoa cruda

Quinoa Cocida


Hay alimentos, como ya dije en alguna nota anterior, que su color nos hace referencia  en gran medida a sus atributos.  El color rojo intenso/ bordo de la remolacha se asimila al de la sangre, y así es que sus beneficios van a estar ligados a esta.  Tonifica el corazón, mejora la circulación, purifica la sangre, y para las mujeres, promueve la menstruación.  Además como saber popular, aumentan el movimiento intestinal.  Para la MTC el corazón está ligado a la mente, por lo que las remolachas van a tener un efecto sobre ella, especialmente relajante. Entonces, si sos un persona acelerada, con poco tiempo, que mejor que dejar este dip de remolachas listo en la heladera para poner sobre una tostada, como condimento de ensalada o para combinar con cualquier plato.  


Receta:
1 taza de quinoa
2 remolachas chicas cocidas (hervidas o al vapor)
2 tazas de flores de coliflor aprox.
1 puñado de perejil picado
1 cebolla grande
1 zanahoria grande
2 dientes de ajo
1 cucharada de vinagre de manzanas sin pasteurizar de “el peregrino”
1 cucharadita de semillas de coriandro
Pimienta
1 cucharada de aceite de sésamo sin tostar
1 cucharadita de aceite de oliva

Lavar la quínoa y poner en remojo por lo menos una hora.  Hacer puré la remolacha con el ajo en la procesadora o minipimer.  Aparte picar bien chiquita la cebolla y la zanahoria.  En una cacerola, poner el aceite de sésamo y cuando este apenas caliente agregar la cebolla, zanahoria y las semillas de coriandro todo junto con una pizca de sal.  Cocinar a fuego bajo unos minutos agregando un fondito de agua si fuera a pegarse.  Incorporar la quínoa sin el agua del remojo y revolver unos instantes hasta que se ponga brillante y un poco más transparente.  Agregar el vinagre de manzanas y agua hasta cubrir un centímetro arriba la quínoa.  Agregar el puré de remolachas, llevar a hervor y una vez hirviendo tapar y bajar a mínimo.
Cocinar hasta que la quínoa este tierna y un anillo que la circula, se abra.  Regular el nivel de agua levantando la tapa si estuviera muy acuoso cerca del final de la cocción, o agregando agua si se consume mucho y tiende a pegarse en el fondo.  La consistencia tiene que ser como la de un risotto, la quínoa cocida pero la preparación no seca, más bien untuosa.  Cuando al risotto le falten 4 minutos prox agregar las coliflores (y si queres y tenes unos champiñones al medio) revolver y tapar por 4 minutos.  Cuando esté listo incorpora una cucharada sopera de perejil picado y servilo con un poco de puré/dip de remolacha.
tip: si le queres dar un toque mas peruano, cambia el perejil por cilantro, queda buenisimo tambien!



Dip de remolachas
Si haces el plato anterior entonces esta receta solo te va a requerir de unas 3 remolachas extra y unos pocos ingredientes más para darle un toque de sabor diferente al puré que hiciste con las remolachas.  Igualmente lo voy a explicar de cero porque la verdad que es un dip bárbaro para comer en picadas, con unas tostaditas de pan integral, bastones de zanahoria y apio, o para darle un toque diferente a tus cereales, ensaladas, sopas o lo que se te ocurra.  En general tiene mucho éxito, hasta en paladares que no gustan de la remolacha!
Tip: si estas en la menopausia este dip hecho igual pero agregando una zanahoria te va  a hacer muy bien, juntas ayudan a regular el sistema hormonal de esta etapa.

Receta :
3 remolachas cocidas hervidas con jugo de cocción a temperatura ambiente
1 cuch de aceite de oliva
Un chorrito de salsa de soja M.O.A
Jugo de limón a gusto
Sal y pimienta
Opcional: ½ diente de ajo
Procesar todo junto en la minipimer o procesadora.   Si queda muy seco agregar jugo de la cocción. Servir a temperatura ambiente o frio.  Se puede guardar unos días en la heladera.


4 comentarios:

  1. Hace mucho tengo pendiente viajar a Peru y conocer el Macchu Picchu. Me encantó la receta, se la voy a pasar a mama que es fan de la remolacha. Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Vic y Maru,
    Suerte con la receta!
    Clara

    ResponderEliminar
  3. riquisimo!!!!!!!!!!lo acabo de hacer...y como no tenia brocoli....le puse arvejas....no sera lo mismo...pero quedo barbaro
    gracias!!!!!
    Mariu

    ResponderEliminar