martes, 12 de julio de 2011

Porotos negros con salteado de verdeo y portobellos


Como dije en una nota anterior, los porotos negros son buenos para el invierno, por eso vamos a darles su protagonismo.  En casa, especialmente en estos meses de frio si hay algo que abunda son las legumbres. 
Les voy a contar una especie de secreto personal.  Hace  un año y medio empecé a salir con mi novio actual, Mariano.  El comía empanadas de jamón y queso, tartas de jamón y queso, ”empapanchos”  (un espécimen mezcla de pancho y empanadas con una lamina de queso cheddar en el medio) y hamburguesas.  Todo congelado y directo al horno o plancha, en otras palabras "comida chatarra".  Yo imagínense, comida natural, pocos o casi nulos lácteos (a veces de cabra, ya les voy a explicar la diferencia!) y como única carne el pescado.  Que para variar a el no le gustaba!  Se darán una idea de lo que era una comida en casa o en la suya.  Un plato para el otro para mí, cocinando dos comidas por noche… que después de un tiempo estaba harta.  Sucedió que en una de esas veces que iba a su casa con mi comida semi lista (un buen guiso de porotos colorados y verduras de estación) el dijo… yo también quiero de eso! Y así fue, descubrí que a través de las legumbres, guisos y estofados podíamos empezar a compartir comidas, por suerte era invierno!


Acá va una con porotos negros, si se fijan los porotos tienen una forma parecida a un riñón.  Si! Hacen muy bien a los riñones, aumentan su energía y para redondear estamos en su estación.  Para la MTC, a cada estación le corresponden dos órganos.  Entonces en esa época estos van a estar trabajando un poco más duro, y habrá tendencia a sufrir dolencias tipicas de ellos y su energia.  Entonces si  sos de tener dolor de espalda baja, problemas de ciática, discos lumbares, problemas en las rodillas, de huesos en gral, reumatismo, problemas auditivos, de infertilidad, y cansancio o poca energía entre otros,  este es uno de tus elixires.  Son de naturaleza neutral por lo que se pueden consumir sin temor a estar generando ni frio ni calor excesivos.  Aumentan la circulación y el metabolismo del agua al ser suavemente diuréticos.  Además liberan toxinas del cuerpo.  Si estabas dudando en si te podían hacer bien, creo que ya no queda duda, son muy buenos y dan mucha energía al ser un alimento alto en proteínas vegetales.




Receta:
1 taza de porotos negros secos
1 pedazo de 5cmx5cm aprox de alga kombu o wakame
1 cuchita De curry en polvo
1 cuchita de jengibre en polvo
3 cebollas de verdeo en rodajas
1 taza de portobellos cortados en láminas
Salsa de soja “moa”
1 cucharada de aceite de sésamo sin tostar

La noche anterior  (o esa mañana si son para la noche) vas a remojar los porotos en abundante agua, con el alga y una pizca de sal y un chorrito de limón.  Todo esto va a acelerar el proceso de germinación, otorgándole mayores beneficios nutricionales a la legumbre.  Una vez pasado el tiempo de remojo vas a escurrir toda el agua y pasar a una cacerola, cubrir con agua hasta unos 4 cm por encima de los porotos.  Sin agregarle más sal pero conservando el agua vas a poner a hervir los porotos, con la cucharadita de jengibre y curry.  Tienen que hervir pero a fuego bajo y con tapa así no se evapora toda el agua.  Una vez blandos les vas a incorporar un poquito de sal a gusto y cocinar 5 minutos más. 
No agregamos la sal antes porque que esta hace que las proteínas coagulen endureciendo los porotos!  Una vez listos, si tienen mucho jugo de cocción lo pueden separar y tomar como sopa, es riquísimo y muy nutritivo.  Especialmente bueno para los calambres y espasmos musculares. 
Mientras se cocinaban los porotos, ya para el final de su cocción, van a poner en una sartén o wok la cucharada de aceite de sésamo, y saltear el verdeo con los champiñones, reservando para el  final la parte más verde de la cebollita. 
El salteado es corto asique no se muevan mucho de la sartén!  Son unos minutos pero chequean que no se ponga muy seco, agregando chorritos de agua si fuera necesario.  Tiene que quedar cocido pero todavía un poco crocante.  Agregar la parte verde, salsa de soja y apagar el fuego, remover y servir.
Para servir este plato queda  mejor en un bowl, y como es muy importante que el plato sea tentador y vistoso, se los recomiendo.  Entonces en un bowl los porotos, encima el salteado y encima del salteado unos brotes frescos de rabanito que le van a dar el  toque fresco y picante que se necesita para balancear el plato.


4 comentarios:

  1. Hola! nunca hice porotos negros, tendré que probarlos.Te entiendo lo de cocinar dos comidas, es un opio! marido e hijo son super carnivoros, adoran la comida chatarra y yo trato de comer saludable, casi, casi vegetariana,. Todavia no encontré la manera para que se copen con lo que a mi me gusta. Beso!

    ResponderEliminar
  2. Hola Maru, espero que el blog te ayude a que de a poco se copen con lo que comes, si queres contame de algunas cosas que les guste y vemos de como hacer de eso algo natural y rico. Aprovecho para darte un consejo de la experiencia, no insistas! vos hace tu camino y de a poco ellos solos te van a seguir. Suerte con los porotos!

    ResponderEliminar
  3. Clari! Que buenas recetas!! Sos una genio!
    Quería preguntarte que es esa espuma blanquecina que aparece cuando se cocinan porotos, lentejas, garbanzos, etc. Porque a mi mamá siempre me dijo que hay que sacarla porque no es buena...!

    ResponderEliminar